Critica: Love, Rosie

jueves, 12 de marzo de 2015

Director: Christian Ditter
Protagonistas: Lily Collins, Sam Cafflin
Duración: 1 hora 42 minutos
Español: Los imprevistos del amor
Calificación: 3.8/5
Trailer: #1 #2

Rosie y Alex se conocen desde que tienen cinco años, son "uña y mugre" dirían en mi país, son los mejores amigos más inseparables del mundo. Crecen viviendo y compartiendo muchos momentos juntos, pero...
¿Acaso es posible mantener una amistad por siempre? ¿Es siquiera posible que alguno de los dos no esté enamorado del otro? Estas dos son grandes interrogantes que surgen cuando Alex obtiene una beca para estudiar medicina en Harvard y los planes de Rosie de seguirlo a otro continente y estudiar hotelería se truncan al quedar embarazada después de un "one night stand" que tuvo la noche del baile de graduación. Claro, esto no es impedimento para que los mejores amigos se sigan comunicando a través de llamadas, mensajes de texto y cartas. Poco a poco ambos van descubriendo que se aman, siempre lo han hecho, pero la vida parece jugárselas para evitar que estén juntos. 

Lo canto una y otra vez: no me gustan las historias donde el romance es el tema central, y especialmente si es un cliché, en este caso, los mejores amigos que descubren su amor hacia el otro y tiene que luchar contra el temor de no ser correspondido u otro percance que se les presente... ¡AJA! ¿les suena?

Hace un mes, aproximadamente, procrastinando un poco (vaya costumbre la mía), me topé no solo con un trailer, sino con muchos sobre esta película, y atrajo mi atención desde que vi quiénes la protagonizaban, quise darle la oportunidad, pero ¡zaz! veo que está basada en un libro de Cecelia Ahern, la autora de nada menos que "P.S. I love you" (aquí es donde menciono que NO leí el libro pero la película me tuvo llorando como bebé que le quitan el chupete, de principio a fin), así que antes de ver la película me lancé a leer el libro. Me percaté que tiene una peculiaridad: está escrito a través de cartas, e-mails y conversaciones de chat entre todos los personajes. Por un momento creí que esto me iba a facilitar la lectura y podría ver más rápido la adaptación.

Me rendí.

El libro no me gustó nada de nada, no lo terminé. Me molestaron muchos aspectos, como el tiempo en el que transcurren los hechos. Las cartas no tienen fechas, y aunque está dividido en partes, no fraccionan bien las épocas en que se desarrollan cada una. Los personajes jamás me encantaron, me parecía inmaduros; se suponía que ya estaban en los treinta y tantos pero aún creías que estabas leyendo a dos adolescentes quejarse de sus problemas e inseguridades emocionales. Ruby, la amiga de Rosie, es especialista en ser negativa, hasta donde llegué, nunca le dijo algo que alentara a Rosie a sentirse mejor, y aún así ella la adoraba. Y por último, que tomaran el tema del matrimonio a la ligera, como si decidir casarse con alguien fuera como decidir qué será tu cena esta noche. Me incomodó demasiado el libro y no lo soporté más.

Por esto tenía miedo que la película me hiciera sentir igual. Pero causó en mí, lo mismo que pasó con The Spectacular Now: detesté el libro, pero la película se coló entre mis favoritas. El tiempo en el que transcurren los hechos son aún más lentos (en el libro pasan 45 años, mientras que en la película 12). Cambiaron demasiado, incluso los personajes. Así que cualquier persona que adoró el libro, odiará esto de la película. Pero por mí, los cambios están bien. Jamás solté una lágrima, lo que me parece extraño de mí al ver una película de drama o romance. Pero sin embargo, la disfruté muchísimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc