Reseña: Hijo Dorado, Amanecer Rojo #2 (por Pierce Brown)

martes, 1 de marzo de 2016
Dicen que un reino dividido no puede perdurar. Pero no mencionaron qué le ocurre al corazón en ese mismo caso.
Es la segunda parte de Amanecer Rojo, por tanto no puedo contar de qué trata este libro, así que dejo la reseña del primero aquí, Hijo Dorado empieza justo dos años después y es un detalle que no interfiere con el avance en la historia. Ganador en la categoría Ciencia Ficción 2015 de Goodreads y parte de mi lista "los libros que más sentimientos me han hecho experimentar". 


Tanto qué hablar pero tan pocas palabras para describirlo correctamente. Me encantó y me hizo gritar en ciertos momentos. Por más que quería, me costaba adivinar qué iba a suceder después. Da tantos giros la historia que tienes que bajar el libro y cuestionarte sobre lo que acabas de leer, te frustras pero no puedes parar. Amé y odié al mismo al tiempo al autor, ya había pasado mucho tiempo de que alguno me hiciera sentir así. Las decisiones, los secretos revelados, los ataques sorpresas, las muertes... Todo llega de una manera tan inesperada. Definitivamente supera por mucho al primero.

Tiene muchos personajes, pero en las primeras páginas encontrarás un índice con todos y también sobre la pirámide de colores, así que si te pierdes es más fácil consultar (ojalá todas las sagas incluyeran algo similar). Retomamos la especie de triángulo amoroso (si así se le puede llamar cuando una de las esquinas está muerta) y derrocha ternura: la manera en que el autor narra las incertidumbres sentimentales que rondan por la mente del protagonista es simplemente bella y poética; en sí lo es toda la narrativa de este libro, logré marcar muchas frases y capítulos completos que me encantaron. Pierce Brown hizo que me enamorara profundamente de él y no me avergüenza confesarlo, se volvió inmortal en mi librero. Mis personajes favoritos son Mustang, Roque y Sevro.

Era muy fácil que me perdiera en algunas escenas, sobre todo en las de combate, incluso lo releía para comprender mejor lo que estaba sucediendo. Creía que era despiste mío, pero después de ver algunas reseñas, me di cuenta que no solo era yo. Que esto no te asuste, porque si estás acostumbrado a la ciencia ficción y a la aventura, no puede intimidarte. 

El final... Hmm... El final es lo más escandaloso que he leído jamás. Creía que la última página de Perdida me había dejado anonadada, Hijo Dorado me dejó pasmada. El último capítulo pasa algo tan inesperado que me preocupaba que quedaban tan pocas páginas y no se resolvería, y de hecho el último párrafo botó todas mis esperanzas (no del libro, sino de todo lo que habían alcanzado en él ya). Quería leérselo a todos, platicar con alguien, que el autor contestara mis tuits y comprar impulsivamente el tercero por Internet. Sigo sin recuperarme por eso, espero que mi actual lectura me levante de esta "resaca de lector".

Conclusión: A pesar de que Amanecer Rojo está entre mis mejores lecturas del 2015, algo me hacía dudar en tomar este libro. Ahora que lo hice sé que entrará en mis favoritos del 2016, me esperaré a que el tercero venga a Guatemala para seguirlo leyendo en español y porque ya he comprado muchos libros por ahora y mi pila de TBR no baja, así que tengo que avanzar con ellos. Le di 4/5 estrellas en Goodreads siendo muy crítica, pero sé que se merece más. Una lectura que puede gustarle al amante de las historias que ocurren en el espacio, Los Juegos del Hambre y mucha épica en las batallas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc