Reseña: The Magnificent Seven (2016)

martes, 27 de septiembre de 2016
Sony Pictures ©

Un pequeño pueblo del Viejo Oeste queda bajo control del poderoso y cruel Bartholomew Bogue (Peter Sarsgaard) que roba sus tierras y mata a sangre fría a quien se interponga. La joven Emma Cullen (Haley Bennett) decide contratar a la persona (Denzel Washington) que será capaz de reclutar a otras seis mentes astutas para acabar con la amenaza y regresar la paz a los habitantes de Rose Creek.
Lo digo una y otra vez: ¡HOLLYWOOD SE QUEDA SIN IDEAS! según el sondeo realizado por su servidora, el 97 % de las películas anunciadas de un tiempo para acá son reboot, remake, adaptación o spin off. Algunos no me molestan, lo juro, hasta las espero con ansias. Pero la falta de creatividad me motiva a interesarme un poco más por el cine indie o extranjero (o sea, extranjero para los estadounidenses... Ustedes me entienden). The Magnificent Seven no es más que el remake de la película homónima estrenada en 1960; la cual también es un remake de la película Los Siete Samurais (Japón, 1954). Sí, esto tampoco es que sea algo nuevo, solamente que ahora se producen con más frecuencia. 

Vi esta película sin ninguna expectativa y sin ningún plan de verla. No sé si eso ayudó que la sorpresa que me llevara fuera enorme. Quedé encantada, con todo: efectos, selección del cast, escenografía, vestuario, soundtrack, trama, línea de tiempo, en fin, TODO. Si mi memoria no falla, es la primera película "western" (o del viejo oeste) que veo y no estuvo nada mal. Eso sí, lamento no haber visto la versión de 1960 para poder brindar una critica más objetiva. Gracias a la fluidez con la que transcurre la historia, las dos horas y piquito no se sintieron, porque he de admitir que soy un poco desesperada con el tiempo de las películas, aunque me estén gustando.

Sony Pictures ©
El cast estuvo MAGNIFICO. Son para mí una especie de vengadores, que en lugar de superpoderes usan revolver y montan a caballo. Emma Cullen fue sin duda mi favorita, parecía tan débil e indefensa al principio de la película, pero a partir de un par de minutos nos sorprende con lo valiente y gran modelo a seguir que puede llegar a ser. Su sed de venganza y amor la hacen romper los estereotipos de la sociedad (y vamos, en "aquel entonces" se suponía que las mujeres no sabían ni cómo tomar una escopeta y tampoco usaban pantalones). Cuando Vicent D'onofrio salió en escena fangirlié, y no solo porque es nuestro Kingpin en el universo de Marvel televisivo; sino porque me sorprendió la versatilidad que tiene al hacer su trabajo y se cuela en el top de mis actores favoritos. El personaje de Chris Pratt no concuerda mucho con la época, se ve alguien más de la actualidad, muy parecido a Owen Grady (Jurassic World) y Star Lord (MCU). Ni hablar de los otros rostros conocidos o "magníficos" que se merecen un aplauso también. Una pregunta para terminar este párrafo: ¿cuánto le pagarían a Matt Bomer por su "gran" aparición en pantalla?- Me disculpo, esa broma la tenía que realizar sí o sí.

Sony Pictures ©
La fotografía fue otro de los elementos que me dejó si palabras. Hay algunas escenas que simplemente te roban el aliento y te hacen quererlas imprimir y enmarcar. Si la Academia no les da su merecida nominación en esta categoría me sentiré muy, muy, muy defraudada. El resultado del proyecto en general, merece que le otorguen un reconocimiento al director Antoine Fuqua y a todo el equipo de producción. Con el soundtrack tengo que contarles que por un momento consideré la idea de que era de Hans Zimmer, sin embargo resultó ser de James Horner, nada más y nada menos el compositor de la banda sonora de Titanic (entre muchas de sus obras maestras más) 

Conclusión: Que su clasificación PG-13 no los engañe. Contiene demasiada acción, golpes y chistes que entretendrán hasta el más serio de la audiencia. Definitivamente este filme se convirtió uno de mis favoritos del 2016 y la volvería a ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc