¿En Guate hay viñedo? | Conociendo Guatemala

jueves, 24 de noviembre de 2016

De hecho sí. Hay solo uno y cuando me invitaron a conocerlo acepté sin titubear. Se llama Chateu DeFay y está ubicado en Santa María de Jesús, Sacatepéquez. El camino es un tanto complicado, pues son 6 kilómetros aproximadamente de terracería y no es plano. Pero al llegar sabrás que absolutamente valió la pena.



château = Casa veraniega de la nobleza. Se dice que cada viñedo debe ir acompañado de su castillo. Propiedad del francés Jacques DeFay, gracias al afán de su proyecto personal de crea algo que fuera imposible pero sin saber realmente qué. Es un economista que se enamoró de Guatemala y encontró en nuestro país la respuesta que necesitaba: instalar el primer y único viñedo de la República. 



El recorrido tuvo un valor de Q65 (USD$ 8 aproximadamente). Donde te muestran las plantaciones y si tienes suerte la cosecha (yo no la tuve). Luego ingresas a la planta donde las uvas se convierten en vino y su respectiva embotellada. Por último tienes la degustación de los nueve vinos artesanales que ahí se producen. Los horarios de atención son sábados y domingos de 10:00 a 16:00 horas. Y otros días con cita previa. Te dejo los datos aquí



Sin duda resulta ser parada obligatoria para cualquier amante del vino. 





(Esta es la respuesta al porqué el color del vino tinto. Por supuesto que las uvas se pueden probar) 





Chateu DeFay está lleno de panoramas impresionantes y bellos. Es casi imposible no querer sacar muchas fotografías del lugar. Cuenta también con el servicio de restaurante, nosotros no comimos ahí, pero este es el menú, para que te des una idea. 




Gracias a la recomendación de Álvaro, nuestro amabilísimo guía en el viñedo, conocimos el Restaurante Cerro de San Cristobal, a 10 minutos del Parque Central de la Antigua. Ubicado en un valle, la vista que te regala simplemente te quita el aliento. 



Sin querer escuché la conversación de otros dos comensales, donde lamentaban que la vista no estaba tan "bonita" como cuando el cielo está despejado. Habrá que repetir la ida para confirmar lo que decían. 



Basan la comida en las cosechas de su propio huerto. Se especializan en la comida vegetariana y mariscos con un estilo muy gourmet. Yo pedí una pizza marinada de camarones. Tenía un toque bastante oriental ¡estaba deliciosa! la acompañé con un gin tonic de la casa, que costaba solo Q15 (USD$ 1.90 aproximadamente).


Admito que fue mucha irresponsabilidad de mi parte escaparme cuando estoy en semana de finales, pero la experiencia lo valió muchísimo. Si quieren seguirme más el rumbo en mis paseos y viajes, pueden seguirme en Snapchat, estoy, al igual que en todas mis redes sociales personales, como KathiaVC.

¡Espero me sigan acompañando en mis siguientes aventuras! y prometo ponerme al día con las fotos de mis viajes en mis dos meses de vacaciones. 




1 comentario:

  1. Primera vez que visitó tu blog, gracias por la información del viñedo y del restaurante. Sin querer encontré tu blog, por cierto viajar es lo máximo.... Atte Manuel Diaz

    ResponderEliminar

@kathiavc