Platiquemos sobre el final de La La Land | Opinión

martes, 7 de febrero de 2017

Desde que vi La La Land no paré de hablar de ella como durante dos semanas enteras, qué les diré. Simplemente me encantó. Verla una segunda vez fue casi que obligatorio y debo confesar que me gustó aún más. Eso sí, sabía que al haberla recomendado tantísimo, no iba a faltar el comentario de alguien diciéndome que se la esperaba mejor y que por mí la había visto. Tal vez no fue así, pero todos y cada uno de los comentarios que recibí se pueden resumir a: "no me gustó por el final".

Advertencia: si estás leyendo esto, asumiré que ya la viste. De lo contrario te recomiendo que corras al cine más cercano (y aprovechar que aún está) ya que este post está hecho a base de spoilers. Igual puedes leerlo si no te importan, rebelde sin remedio eres tú.



Honestamente esperaba encontrar a alguien que me apoyara cuando yo les contestaba "fue algo realista ¿no? a mí no me gustó pero hay que admitir que fue un buen final, bastante creíble", sin embargo no fue así. A excepción de mi mamá, todos me vieron con cara de "estás loca". Para mí es la verdad y es lo que en el fondo de mi corazón sabía que era la manera correcta de terminar ¿siguen sin entenderme? pues aquí les van mis razones.

Fue realista. Los musicales son una versión fantasiosa de una realidad. Veamos que es posible conocer al amor de nuestra vida en las vacaciones de verano pero no vamos a contarlo cantando y bailando en una escuela donde somos completamente nuevos y nadie nos conoce. Y el final de La La Land fue simplemente eso: el ancla para bajarnos a la realidad.



El mensaje principal de la película es sin duda alguna el alcanzar nuestros sueños aunque eso nos cueste sacrificar un par de cosas, incluyendo el amor. Si recuerdan, o se han dedicado a escuchar el soundtrack, la canción de "Another Day Of Sun" (la que cantan al principio en el tráfico), empieza con la estrofa 

"I think about that day,
I left him at a Greyhound Station, West of Santa Fe.
We were seventeen,
but he was sweet and it was true, 
still I did what I had to do
'Cause I just knew"


Que traducido al español sería algo como "Pienso en el día en que lo dejé en una estación de buses de Greyhound, al oeste de Santa Fe. Teníamos apenas diecisiete años, pero él era dulce y todo era tan real; aún así hice lo que tenía que hacer, porque mi intuición me lo decía". Si lo vemos como una teoría, en las primeras palabras que escuchamos de todo el diálogo, encontramos una pista sobre cómo va a terminar. Incluso hay una parte donde la misma chica canta 

"'Cause maybe in that sleepy town. 
he'll sit one day, the lights are down.
He'll see my face and think how he used to know me"

A lo cual podemos traducir "Tal vez un día en aquella tranquila ciudad, él se sentará [en una sala del cine] y las luces se apagarán. Él verá mi rostro [en la pantalla] y se recordará de que solía conocerme". Aquí podemos analizar que aunque ella alcanza sus sueños de ser una actriz reconocida, él solo la verá desde lejos. Esto por supuesto que no lo canta Mia, así que simplemente solo puede ser un ejemplo más y coincidencia sobre las cosasque tenemos que dejar al emprender el camino de nuestros sueños, o que es cierta mi teoría de la advertencia que tenemos sobre el triste final en las primeras líneas. 



Hollywood nos ha vendido la idea en el 90 % de sus películas, en que podemos tenerlo todo. Y la vida no es así. En la vida vamos aprendiendo qué exceso de equipaje debemos ir olvidando en el camino. Porque de eso se trata, de dejar pasar algo que nos gusta por algo que anhelamos con todas las fuerzas de nuestro ser. Y eso precisamente es el mensaje de La La Land, no solo que alcancemos nuestras metas y de nadar contra la corriente si eso es necesario, sino que también aprendamos a desprendernos de las cosas que nos impiden conseguirlo "¡PERO SI ELLOS SE APOYABAN MUTUAMENTE Y NO ERAN UN IMPEDIMENTO PARA EL OTRO!" estarán pensando ustedes ahorita, y créanme que yo me lo planteé antes de redactar esto y lo analicé bastante. Por un lado, Sebastian no podía lograr su sueño estando con Mia ya que tenía que conseguir un trabajo estable y el único que se lo permitía lo hacía infeliz y le exigía estar la mayor parte del tiempo lejos (en tour), apartando el hecho de que dejarlo todo por irse con Mia a Francia no le garantizaba a él tener ingresos que le sirvieran para invertir en el bar. Por el otro lado, Mia debía tomar la oportunidad de irse a Francia por razones obvias. Quedarse con Sebastian hubiera implicado tener que presentarse a cincuenta audiciones más (y posiblemente fracasar en ellas también). Ergo, debían separarse. Era lo menos egoísta y era la única manera en que ninguno de ellos perdiera de la mira su intención principal (esa que tenían desde mucho antes de que se conocieran).

"Fue injusto". Ok, esto también pasó por mi cabeza "¿por qué solo ella rehízo su vida? ¿él la estaba esperando?"... Aquí siendo comprensibles con los responsables, vimos únicamente la perspectiva donde muestran la vida de ella. No sabemos con exactitud qué fue de la de él. Además, ¿cuándo la vida misma nos ha demostrado ser justa? volvemos a lo mismo, no siempre logramos lo que queremos, o lo obtenemos TODO. 

Y para terminar, ¿qué onda con ese epílogo tan cruel? aquí sí les doy toda la razón. La segunda vez que vi la película, empecé a llorar desde antes porque me llegó de repente el recuerdo de esas escenas. Las escenas del "cómo hubiera sido si...". Desde que vi la escena de "Expectativas | Realidad" de (500) Days of Summer no me sentía así. Sin embargo déjenme contarles algo que pude percibirlo hasta haberla visto dos veces. Concuerdo en que fue algo muy cruel por parte de los guionistas hacernos sufrir de esa manera, pero eso no fue más que un claro ejemplo de lo que dije anteriormente. Que para que los dos terminaran juntos, uno de ellos tenía que renunciar a su sueño. Y en este caso creo que hacer renunciar a Sebastian por seguir a Mia hubiera sido algo bastante egoísta por parte de ella. O eso hubiéramos pensado la mayoría al salir del cine.

Leí una teoría en Internet que me pareció bastante aplicable. La historia comienza en invierno y termina en otoño. Otra razón más para comprender que desde el inicio nos advierten el final si pensamos en los personajes y sus historias como la estacionalidad de las plantas. 

Conclusión: La La Land no nos dio el final de rosas que todos estábamos esperando de un musical tan alegre. Pero nos dio el que se merecía. 

¿Siguen sin estar de acuerdo? ¿qué piensan ustedes? ¿los convencí solo un poquito?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc