Reseña: La Habitación (por Emma Donoghue) | Drama

miércoles, 15 de marzo de 2017


Jack, el narrador de esta historia, es un niño de cinco años que ha vivido toda su vida en una habitación de tres metros y medio cuadrados. Es todo lo que él conoce, no sabe que existen personas y otras cosas tras esa puerta que solo se puede abrir con un código secreto. Como ya tiene cinco años, Mamá le explica un día que el "Viejo Nick", ese que llega todas las noches mientras Jack duerme en el Armario y se lleva la basura remplazándola con comida nueva es una persona mala, que la ha encerrado durante siente años y que ya ha llegado la hora de que Jack conozca el mundo real. Así que se ingenian un plan donde todo puede salir mal y nuestro pequeño protagonista deberá ser un héroe para su mamá.

La habitación fue una de las nominadas por la Academia en el 2016 (Mejor Película, Mejor Actriz, Mejor Director y Mejor Guión Adaptado) de los cuales fue Brie Larson quien se llevó la estatuilla. Como es costumbre, vi la película antes de los premios pero tarde me enteré que estaba adaptada de un libro. La película me fascinó y me ahogó en ternura. Jacob Tremblay lo hizo fenomenal y se ganó mi admiración a una edad tan cortita. Un año después, esperando que ya hubiese olvidado un poco el hilo de la historia, decidí comprar el libro y leerlo.

Está narrado desde la perspectiva de Jack y creo que eso fue una idea brillante y la genialidad de este libro. Pues es una perspectiva no solo inocente sino interesante ya que la vemos desde unos ojos que han creído toda su vida que el mundo se resume a cuatro paredes, nueve libros y una televisión que solo transmite tres canales; así como los ojos que viven un cambio repentino de vida y de realidad. Es importante hacerles la observación que partiendo del hecho que está narrado por un niño de cinco años, dentro de la prosa encontrarán algunas errores gramaticales a propósito. Tuve que dejar mi "grammar-nazi" interior por un momento.


Este libro me hizo entender algo importantístimo de las adaptaciones y es que no todos los libros se pueden adaptar a la pantalla de forma literal. Prueba de ello es que Donoghue fue la guionista del filme y las diferencias son notorias. No puedo decir cuál de los dos es mejor porque cada uno tiene su esencia y funcionan de manera correcta. Los cambios fueron acertados y puedo entender el porqué hacerlos. Tal vez eso lo pienso porque leí el libro después pero confío en la autora. También me gustaría remarcar que una de las cosas positivas de haberlo hecho en ese orden es que fue más fácil para mí tener ya una idea de los personajes, porque la descripción que nos presenta el libro de ellos es bastante pobre. 

Está divido en cinco partes o capítulos. Si lo vemos desde cierta perpectiva, la línea de sucesos es recta y los momentos "pico" (emocionantes) son pocos y suceden de manera muy repentina. Probablemente el que más logra romper el equilibro que se mantiene durante el resto de la historia es el momento de la "evasión", que para eso deben pasar tres de las partes (casi doscientas páginas). Sin embargo, fue un libro que para nada se tornó aburrido o redundante. Creo que el hecho de que el personaje que lo narraba estaba lleno de dudas y curiosidad te mantiene entretenido. No digamos la parte cuando ya está en el exterior y tiene que descubrir que algunas cosas son reales y no "tele" como creyó toda su vida. Si no hubiera estado en semana de exámenes y hubiera podido leer tranquilamente por las noches, este libro lo termino en dos días. 


También me gustaría recalcar algo importante que pude percibir de este libro. Y fue el abordaje de temas como el aborto sin remordimientos, el aborto natural, el concebir a un hijo producto de una violación, la decisión de concebir a un hijo en situaciones precarias y la lactancia materna. Temas que atraen por completo mi interés y la manera en que se expresan aquí es una manera bastante similar a mi punto de vista/opinión. Si lo leen o lo han leído entenderán perfecto a qué partes me refiero. Claro, estos son expuestos muy superficialmente, tocados en conversaciones que Jack escucha y por tanto no se preocupa en profundizarlos mejor. 

Creo, sin lugar a dudas, que es tipo de lecturas que sería conveniente leer en una edad adolescente, incluso que estuviera entre las listas de lectura de los colegios. No solo nos abre los ojos ante una situación que existe. El hecho de que la autora haya decidido usar la voz de un niño de cinco años para contarla no la hace menos convincente. Ahora entiendo más que nunca por qué Brie Larson, después de haberse preparado para este papel, haya decido prestar su voz y apoyar a las víctimas de violación sexual (y que no haya aplaudido cuando le entregó la estatuilla al acusado de abuso sexual, Casey Affleck este año).

Conclusión: vale la pena leerlo aun si se vio la película con anterioridad. Hay muchas cosas o detalles que en pantalla no se ven y pueden darle algunos giros un tanto distintos a la historia. Le di 5/5 estrellas en Goodreads y ya me vi releyéndolo en un futuro.

¿Ya le diste me gusta a la página del blog en Facebook?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc