Reseña: Logan | Superhéroes

miércoles, 1 de marzo de 2017
IMDb.
Un cansado y debilitado Logan se ha retirado de salvar al mundo donde los mutantes fueron desapareciendo poco a poco y ahora presta sus servicios como chófer de limusina (¿Uber, tal vez?) mientras ahorra dinero para comprarse un yate y vivir en alta mar con el anciano Profesor X, que ha perdido en casi su totalidad los poderes y sufre de ataques de pánico que perjudican a los que se encuentran a su al rededor. Un día sus servicios son requeridos por una enfermera mexicana y su aparente hija para que las cruce el país entero ofreciéndole una suma tentadora de dinero. Al principio Logan se niega pero una serie de sucesos llevan a aceptar el negocio y descubrirá que la niña que transporta se parece a él más de lo que desea admitir.

Como les dije en mi reseña del cómic "Old Man Logan", Wolverine no ha sido mi personaje favorito y lo que logró entusiasmarme con esta película fue en definitivo la confirmación de X-23. Y vaya si no merece la pena verla aunque sea solo por ella. No me arrepiento, pues siento que es la mejor película que he visto de supehéroes desde Batman the Dark Knight Rises (2012) ¿basta eso para motivarlos a verla ASAP? reivindicó el pequeño fracaso que tuvo 20th Century Fox con X-Men Apocalypse... Que ¡ey! no fue tan mala pero no lo demasiado "intensa" como para hacerle honor a su nombre "Apocalipsis" y que dejó pasar un gran villano. En fin, retomemos el tema de Logan.

IMDb.
El filme está inspirado en el cómic de Mark Miller (ese mismo que reseñé) y me gustó bastante ver todas las referencias que habían del cómic: el mundo sin superhéroes, el largo recorrido a través de un Estados Unidos post apocalíptico, el viejo y gastado Logan, una familia masacrada, un interés monetario de por medio y muchísima violencia. Me hubiera gustado ver a un Logan que no ha sacado sus garras desde mucho tiempo atrás, pero me imagino que de esa manera la película habría sido de paso un poco lento. 

La película tiene un guión excelente, poco usual en las últimas de superhéroes que hemos tenido. Para mí fue la mezcla perfecta entre violencia, acción, drama y emoción, agregando un tipo ligero de comedia que no se vio forzado en ningún momento ni pareció fuera de lugar, sino que fue todo lo contrario, sirvió para equilibrar el tono de la película... Aló Marvel Cinematic Universe...¿es violenta? por supuesto, no esperaba nada menos del Lobezno.

Mi parte favorita, tal y como lo veía venir, fue X-23. Dafne Keen, la pequeña actriz de 12 años que interpretó a Laura Kinney, es más de lo que nos merecemos ¡por favor, cuídenla! Tiene una esencia muy parecida a la de Millie Bobby Brown (Eleven de Stranger Things), que no necesitan mucho diálogo para lograr transmitirte en lo que están pensando; su coordinación en las coreografías de peleas simplemente son algo irreal y brutal. Te cuesta creer que es una niña la que se está poniendo al mismo nivel que hombres mayores entrenados para pelear.

IMDb.
En ningún momento sentí la película muy larga o muy lenta (como me sucedió con Batman v Superman). Al contrario, es el tipo de historia de la que me gustaría tener lista la secuela y no esperar a que sea apenas anunciada (porque espero tener más de X-23 y los demás experimentos). Si Wolverine Inmortal hubiera tenido tantito de esta, juro que no me quedaría dormida tan rápido intentándola ver. En fin, solo puedo decir que fue una película que se pone al nivel de la trilogía Batman de Nolan (sí, me estoy atreviendo y arriesgando a compararla de esa manera) y sin lugar a dudas la mejor película que Fox ha hecho por Marvel.

La aparición de X-24 fue otra de las cuestiones que me conmocionó. Realmente creo que fue la decisión perfecta para -los que ya la vieron saben a qué me refiero-. Y el hecho de que X-23 por un momento batalló contra él lo hizo fenomenal. La escena en la granja, la del bosque y cuando Laura sale de su escondite con la cabeza de alguien que intentó atraparla fueron, sin discusión, mis favoritas... ¡Ah! y la del caballito en la gasolinera fue una cereza en el pastel de vísceras.

Conclusión: no hace falta ser fan de Wolverine para amar esta película y yo soy la prueba. Pienso que es el tipo de película al cual los directores de las demás de la franquicia deben tomar como inspiración, ya que teniendo el tipo de libertad que tienen al crear películas de clasificación R ("C" en Guatemala) pueden hacer maravillas como Deadpool y esta. Sentí una energía muy similar a las series de Netflix (que en lo personal a mí me fascinan muchísimo más que las películas del MCU) y eso está bien. Le doy un 10/10 a este perfecto final de trilogía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc