¡El nuevo rey de Wakanda ha sido coronado! ¿Te atreves a conocer este mundo oculto para el resto de la humanidad?

viernes, 16 de febrero de 2018

Retomando la línea de tiempo que nos dejó el príncipe T’challa en la entrega de Capitan America: Civil War, debe regresar a Wakanda y tomar el puesto de rey que le dejó su difunto padre; sin embargo en este lugar secreto el máximo líder no solo debe tomar el papel político y representante, sino también recibe el traje de la Pantera Negra, lo cual lo convierte en su máximo protector.

¿A que no adivinan? las cosas no serán tan sencillas para el nuevo gobernante, como nos dijo el Tío Ben una vez “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. No quiero revelar mucho sobre la trama porque saben que a mí me gusta dar la menor información posible con respecto a la historia para dejarse admirar más por los detalles de ella.

Si son activos en las redes sociales y siguen cuentas geeks o noticias de entretenimiento, sabrán el hype que había generado esta película desde el momento en que fue anunciada. Supongonque las personas de color se sentían como nosotras las mujeres cuando nos enteramos de la producción de Wonder Woman (reseña acá) y por supuesto que cuando las primeras críticas salieron a la luz, al igual que la segunda mencionada, las expectativas de todas las personas que estaban ya emocionadas, se triplicaron. Muchas personas le teníamos fe a ella pues iba a significar un “parte aguas” para la industria de cine; al igual que la película de la princesa guerrera de las Amazonas, su éxito iba a ser un factor determinante para decir “Ey, productores. Vean que sí se puede hacer un buen cine protagonizado por minorías, que encante a todo el mundo y que además genere buen ingreso para sus bolsillos”.

Me atrevo a decirles que lo lograron, o al menos lograron llamar la atención como Wonder Woman. Y me van a excusar la comparación de estas dos películas pero no pueden negar las similitudes que hay entre ambas en cuanto al significado para la cultura popular. Ambas abarcaban una minoría poco o nada explotada en el género, a ambas les tenían poca fe en cuanto a la calidad de su producción/guion, ambas terminaron acaparando más que su público objetivo y ambas callaron bocas que se abrieron únicamente para quejarse y cuestionar por qué los estudios se preocupaban por producirlas.

La película desde el inicio te atrapa y no tiene los tres actos convencionales en una película origen de supehéroes: obtiene el poder, conoce al villano y termina con una batalla que salva a la humanidad. Puedes notar que en cada acto, a pesar de que todos llevan a un nudo principal, tienen algo interesante o emocionante qué ofrecer al espectador. Sin olvidar que visualmente la película es preciosa, ya que cuenta con excelentes escenografías, vestuarios jamás vistos en una película del género y un soundtrack que complementa a la fotografía mezclando ritmos occidentales con los tradicionales africanos, además de las colaboraciones que ya habíamos tenido el gusto de escuchar en el álbum que estrenó Kendrick Lamar hace unos días.

Para quienes han seguido el MCU desde sus primeras películas, sabrán que hay muchas escenas características que han marcado al universo, no solo por su aporte a la línea de tiempo general, sino porque visualmente cautivaron a los fans y se les hizo imposible olvidarlas. Escenas que han marcado a la cultura popular y que incluso son utilizadas como referencias en conversaciones cotidianas (o como memes), tipo la aparición de Nick Fury en la mansión de Tony, la paliza que le da Hulk a Loki, Banner diciéndole su secreto al Cap, Tony descubriendo la verdad sobre la muerte de sus padres, la pelea en el aeropuerto,  Yondu como Mary Poppins, entre otras. Black Panther le otorgará a ese listado un par de escenas, o que al menos yo así lo pude percibir. La escena del museo (no lo digo solo porque ver a Michael B. Jordan con lentes provocó un aluvión en mí) o la escena en el bar de Corea del Sur que se combina a la perfección con la canción de Kendrick y The Weeknd.

Mi parte favorita sin duda fueron los personajes. Por donde veas no hay ninguno que te disguste por el mero hecho de no estar bien elaborado. Me uno a todas las personas que aseguran que quienes se roban pantalla son las mujeres y es cierto, ya no sabes si la película es un homenaje al #BlackPower o al #GirlPower. La princesa Shuri ganará corazones y conmigo ya tiene un puesto muy alto ganado de favoritismo. El villano también merece ser reconocido y dada la crisis de villanos que hemos tenido últimamente, Killmonger nos cayó de maravilla. No lo digo porque Michael B. Jordan sea mi futuro esposo, sino porque Ryan Coogler le dio el poder de reivindicarse dentro de Marvel. Si han seguido la trayectoria del director, sabrán que B. Jordan es su comodín. Y mis halagos no son únicamente porque sea buen actor, eso todo mundo lo sabe. Sino porque el villano que interpretó es un villano elaborado y ejecutado de la mejor manera que pudo ser (ahora entiendo su comparación con Loki, el villano por excelencia hasta el momento del MCU). Erik Killmonger es una persona que es villano por el simple hecho de estar del lado opuesto de nuestro héroe, pero no sabe que en realidad es el malo de la historia; tiene sus propósitos firmes y el espectador llega a simpatizar con ellos. Él quiere hacer el bien pero no mide que sus estrategias causan más daño… ¿Qué más les puedo decir? me encanta cuando los personajes secundarios aportan a la historia y no solo están para darle más fuerza al protagonista. Y sí, lo maravilloso de esta historia es que no se le resta poder a los personajes secundarios para que T’challa resalte.

Ahora, en lo que quiero diferir con el resto de críticas que he visto y con el punto negativo que le encontré es que muchos dicen que con Black Panther se rompió la fórmula que Marvel ha utilizado para sus entregas en solitario. Sin embargo yo sí sentí que esta historia fue contada anteriormente. Se me hizo una mezcla de Thor con Iron Man situada en África. Tenemos la muerte de la figura paterna, el poder otorgado por tradición, un secreto familiar y el resto me lo guardo porque ya cuenta como spoiler. Lo bueno es que no se abusó de la comedia y se supo introducir en los momentos más oportunos… WHAT ARE THOSEEEEEE?!!!?! (si la ven subtitulada y están al tanto de los videos virales, entenderán la referencia).

Conclusión: decir que es la mejor del MCU sería jugármelas porque dependen muchos factores. Lo que les puedo asegurar es que es mi favorita de la Tercera Fase (sí, supera a Civil War y a Doctor Stange). No es una película enfocada a una sola audiencia y merece la pena completamente. Siento que para muchas personas resultará lo que Guardianes de la Galaxia y Ant-Man resultó en su momento.

¿Planean verla este fin de semana? ¡Cuéntenme en los comentarios qué tal les pareció!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc