El amor no tiene una sola forma, el amor es como La Forma del Agua (reseña)

viernes, 2 de febrero de 2018
poster
El juego de palabras es intencional en el título ¿acaso ustedes no lo hubieran aprovechado? por cierto, es segunda vez que redacto esta reseña porque se me borró la primera a minutos de publicarla ayer… No me pregunten y disfruten de este intento de superar a la primera.


Tengo que decirlo de entrada: no soy fan del trabajo de Guillermo del Toro. Lo respeto como persona y admiro la valentía que tiene para expresar lo que hay en su mente sin temor al que dirán. Se que la mayoría de cosas que hace le quedan bien a su manera, pero opta por seguir una rama de la fantasía con la que no siento particular gusto.  Cuando La Forma del Agua, o The Shape o Water en inglés, hizo sonar fuerte su nombre siendo uno de los más mencionados durante la temporada de premiaciones del 2018, era obvio que la iba a tomar en cuenta para verla y dadas mis opiniones pasadas al respecto del director mexicano, mis expectativas iban en cero. No era  una producción que me muriera por ver o que supiera de antemano que iba a ser mi consentida de la temporada. Se llegó el día y tuve el gusto de ser invitada a la premiere así que no podía negarme. Lamentablemente (y digo lamentablemente porque sé que muchos que me están leyendo sentirán un retorcijón en el estómago ahorita mismo) la película y yo no hicimos click,

5

Nota: quiero agradecer a Artemis Libros y FOX Guatemala porque fue cool, no voy a negar que me entretuve y tengo cosas MUY positivas que decir con respecto a la película, déjenme les explico.

A estas alturas ya deberán saber de qué se trata la historia o al menos tener una idea. Si existiera la posibilidad de que no sepan en absoluto de qué va la película más nominada por los Oscars de este año (13 para ser exactos) creo conveniente que se queden así. Mientras menos se sepan, es más fácil que los detalles más insignificantes de la trama les sorprendan y creo que es uno de los propósitos de ella.

First things first: visualmente la película es preciosa. Si están familiarizados con el trabajo de Del Toro sabrán que le apuesta mucho a la imagen de la película. Y es que en serio, la película podría no tener ningún diálogo en absoluto y hablaría por sí sola. Me gustó cómo cada detalle en la escenografía y la gama de colores utilizada servían como apoyo para dar mucha fuerza a la historia. Además de que al mexicano le tengo que dar el mérito de hacer que todo lo que salga de su cabeza, por muy bizarro que suene, tenga sentido cuando se plasma en escena. Logró que una mezcla tan contraria como el drama, romance, terror, fantasía, ciencia ficción, cine mudo e incluso musical pudieran fusionarse algún día y gustar así, tanto al público como a la crítica. Y vemos que en la actualidad es tan raro que ambos bandos de espectadores se pongan de acuerdo en su veredicto final.

1

La película cuenta con un grupo de personajes muy humanos, personajes llenos de temores e inseguridades como cualquier otra persona en la vida real. Las situaciones de cada uno son tan bien manejadas que le hacen comprender al espectador por qué toman las decisiones que toman, aunque no siempre sean las más correctas. La protagonista es Elisa Esposito, interpretada por Sally Hawkins, una mujer muda que trabaja junto a su amiga Zelda limpiando un laboratorio del Gobierno, donde debido a su puesto puede ingresar a áreas que son completamente prohibidas para cualquier otro civil, además de tener acceso a cierta información confidencial. Sin duda el hecho de que Sally no tuviera ningún diálogo hablado, demostró lo bien que se tenía merecida su nominación como Mejor Actriz (aquí me detengo a confesar que no es mi favorita para la estatuilla, pues comparte categoría con Margot Robbie y está muy en claro lo que pienso de ella). Por muy extraño que se lea, su situación te hace entender por qué empieza a desarrollar una atracción a ese “algo” que no la encuentra diferente ni la hace sentir rota. En cuanto a los personajes secundarios, el de Octavia Spencer fue muy básico, nada que no la hayamos visto interpretar ya unas cinco veces y es una lástima porque sé que es una actriz a la que se le podría explotar con otro tipo de papeles, se los merece. Los personajes de Michael Shannon y el de Richard Jenkins, el primero interpretando al villano de la historia y el segundo al vecino y compañero de vida de Elisa, tienen papeles muy interesantes y confirman lo que dije al principio con respecto a los personajes y sus inseguridades. Son lo que a mí me gusta llamar escalas de grises y siempre apostaré a que esa es la mejor manera para retratar a los héroes y villanos si queremos que parezcan realistas.  Por otro lado, mi mención honorífica se la lleva Michael Stuhlbarg y que por favor alguien me explique por qué este hombre no se llevó ninguna nominación como Mejor Actor de Reparto en esta temporada de premiaciones. En menos de un mes lo he visto interpretar a mi personaje favorito de DOS películas. El mensaje principal de lo que representa su personaje en Call Me By Your Name y lo importante de su discurso final en ella debían ser un pase directo a la nominación.

4

El soundtrack es tan bueno como todo el mundo lo pintaba, sin embargo no es mi favorito del compositor francés,  Alexandre Desplat. Él compuso tres de mis soundtracks favoritos de toda la vida (The Light Between Oceans, The Imitation Game y The Danish Girl) y en honor a la verdad, esperaba que los superara pero ahí sí me fallaron mis expectativas.

Me gustó bastante que la película en general fuera un homenaje al cine previo a los sesentas (década en donde trascurren los sucesos de la historia). Aparte de los cameos de Shirley Temple y Carmen Miranda, la esencia de toda la película es muy nostálgica de aquella época y quien aprecia el cine clásico, seguro amará este guiño en especial.

3

Ahora bien, después de tanto punto positivo se preguntarán por qué carajos dije que no me gusta y se los digo, puedo entender por qué es una película que está gustando mucho y ha despertado el interés de la mayoría de los críticos. Entiendo el mensaje que quiere dar a entender, pero al menos a mí no me llegó de la misma manera en que a la mayoría le ha llegado. No pueden recriminarme lo conservadora porque saben perfecto que no lo soy ni en el cine ni en la literatura; todo lo contrario, me encanta abrir la mente para experimentar géneros y temáticas de esa manera. Tampoco pueden juzgar a quienes se sientan incómodos con ciertas escenas en especial porque ustedes perfecto saben que a veces los mensajes sufren de interferencia. Es una película que olvidaré en cuestión de días y será muy difícil que decida volverla a ver por cuenta propia. Esperaba que fuera como me pasó con Arrival, que terminé de verla con un “¡meh!” como veredicto, pero al día siguiente el pensamiento del final llegó de manera repentina y no pude sacármelo de la mente al punto de ponerme triste por él. Tengo que confesarles que un año después aún me recuerdo de ello y lo analizo por unos minutos. Y en cuanto a romance, esta criatura no puede competir con Call Me By Your Name. Lo siento, pero es mi consentida y nadie me convencerá de lo contrario.

Conclusión: no se basen en mi opinión. The Shape of Water es una película que necesitar verse y formarse un criterio propio. Por su cuenta ustedes deben de decidir si sí merece ganar o está bien que se quede solo con las nominaciones. Le doy 7 de 10 estrellas. En lo personal, creo que el trabajo sí que debe reconocérsele a Guillermo, pero NO es la que yo considero que debería ganar como Mejor Película del año ¿ustedes que piensan? ¿ya la vieron o planean hacerlo muy pronto?



2 comentarios:

  1. Para ser sincero, me llamo la atención con el trailer pero estaba buscando reseñas y la tuya me pareció la más completa y certera.

    Después de leer tu reseña me dio intriga por ver esta película.

    Excelente reseña!! Felicidades!!

    ResponderEliminar
  2. La forma en que redacta me agrada, interpretación precisa y cómoda para el lector.

    ResponderEliminar

@kathiavc