7 películas para adolescentes de los 80s y 90s mejores que cualquier contemporánea

sábado, 12 de enero de 2019
IMDb
En una época donde películas como The Kissing Booth o Sierra Burgess is a Loser son estrenadas, es fácil perder la fe en películas para adolescentes; sin embargo yo soy creyente que aunque una historia vaya dirigida para públicos jóvenes, parte de su éxito y trascendencia radica en que sean historias que también cautiven a audiencias más adultas. Tal es el caso de la favorita por muchos, Mean Girls, que si bien no nos hace sentir identificados, 15 años después aún la seguimos tomando como referencia en nuestras conversaciones cotidianas.

Aunque he demostrado un desinterés muy fuerte por las historias juveniles en la actualidad, tanto en libros como en series y películas, no puedo negar que tengo una debilidad muy grande por todo aquello que fue estrenado antes del 2005 (la razón principal que apoya el hecho de que soy de las pocas de mi generación que prefiere MIL veces The O.C. que Gossip Girl, pero eso es tema de debate para otra ocasión). Era una época en la que no existía Wattpad y los productores no se apoyaban de tontos estereotipos forzados para lograr la diversidad en sus filmes, como recurso desesperado de ser "políticamente correctos" y dejando en evidencia lo poco que saben sobre la representación.

La mayoría de películas que mencionaré en la siguiente lista no funcionarían en el presente debido al contexto social y algunas de ellas han sido tema de discusión sobre cómo la errónea interpretación de la "villana" causó que la mujer fuerte, independiente, que sabe lo que quiere y que mueve al mundo a su antojo sin esperar nada de nadie fuera visto como la de una persona mala; cuando ahora esas mismas características la convertirían en la heroína de la historia. 

Nota Aclaratoria: no es un top, ergo, el orden es irrelevante en la lista.

Escuela de Jóvenes Asesinos (1988)




Hay que empezar la lista con la abeja reina de todas, la inspiración para el fenómeno de la chica popular que funge como la villana de la historia; la que maneja la escuela a su antojo y a la que la persona marginada (Winona Ryder) se aboca para que el resto de la historia tenga lugar. Muchos no saben de esto, pero antes de las "Plásticas" estaban las "Heathers". Heather Chandler, la guapa rubia líder del grupo. La chica que todos quieren ser y con las que todos quieren andar; es arrogante y no teme en usar cualquier recurso que tenga a la mano para lograr lo que quiere. Heather Duke, la segunda en comando y Heather McNara, la guapa "cabeza hueca" que permite ser pisoteada por sus otras dos amigas. El guionista de Heathers, Daniel Waters, es nada más y nada menos que el hermano mayor del director de Mean Girls, Mark Waters.

Es una sátira que con un humor negro logra abarcar temas tan profundos e importantes como el suicidio, el bullying, el abuso sexual, la violencia intrafamiliar, la sociedad y el poder. Jason Dean (Christian Slater, AKA, Mr. Robot), o J.D. es por mucho el bad boy por excelencia del cine juvenil. Una historia como Heathers no tiene tapujos en decir que si un hombre alerta desde el primer momento que es malo, es porque es MALO, sin importar cuántas veces Hollywood (y la literatura) insiste en decirnos que es un incomprendido que solo necesita a la mujer correcta para ser el hombre perfecto.

Las Vírgenes Suicidas (1999)



Siguiendo con la línea de temas profundos como el suicido, esta obra maestra de Sofia Coppola -y mi película favorita de ella- le da una lección muy grande a Netflix sobre cómo retratar un tema tan delicado enfocado en una audiencia joven. Basada en la novela homónima, Las Vírgenes Suicidas cuentan la historia de las cinco hermanas que se convierten en objeto de obsesión de los jóvenes del barrio donde viven. Después del suicidio de la primera y más joven de las hermanas, el resto de las Lisbon sufren las consecuencias de vivir en el encierro con dos padres extremadamente estrictos y conservadores. 

10 Cosas que Odio de Ti (1999)



Mi comedia romántica favorita de todos los tiempos. No falla nunca en hacerme reír y aunque si esta historia hubiera salido en la actualidad tendría un final muy distinto, no se puede negar que su personaje femenino principal iba muy adelantada para la fecha y gracias a ello Katrina Stratford sigue apareciendo en la lista del girlbosses más entrañables de todos los tiempos. Inspirada en la obra de William Shakespeare, La Fierecilla Domada, cuenta la historia de dos hermanas demasiado diferentes entre sí, que viven bajo el cuidado de un estricto padre. La única condición para que Bianca, la menor, pueda salir con un chico es que Kat también tenga novio; es así como el admirador principal de Bianca decide pagarle al único estudiante capaz de aguantar una personalidad tan fuerte como la de Kat para que salga con ella. Esta película sin duda dio uno de los personajes más queridos y recordados de Heath Ledger y su inmortal escena cantando "Can't Keep My Eyes Off Of You" desde el graderío de la escuela.

Footloose (1984)



A pesar de que el remake del 2011 me hizo conocer a uno de mis crushes, Miles Teller, nadie puede negar que la original siempre tendrá un lugar preferencial porque es una historia que simplemente no funciona en pleno Siglo XXI. Situada en un pequeño pueblo de Estados Unidos muy religioso, un grupo de jóvenes mueren en un accidente luego de una noche de fiesta; la comunidad decide prohibir el baile y la música rock pero todo cambia cuando el citadino Ren McCormack llega y su pasión por el baile se ve reprimida. Kevin Bacon bailando su enojo en un almacén abandonado seguro ha robado suspiros desde que nuestras mamás eran adolescentes.

El Club de los Cinco (1985)



Cinco estudiantes (dos mujeres y tres hombres) de diferentes grupos de la escuela secundaria deben pasar un sábado en detención. Sus mismas diferencias son lo que hace a todos descubrir una gran similitud: que son mucho más que el estereotipo que transmite cada uno. El Club de los Cinco es una historia que levantaría muchas cejas en la actualidad y de hecho decenas de artículos se han escrito sobre cómo es una película machista, pero no se puede negar que se convirtió en un clásico ochentero y que además tiene uno de los mejores soundtracks de todos los tiempos.

Ni Idea (1995)


Al igual que 10 Cosas que Odio de Ti, Ni Idea está basada ligeramente en el clásico literario de Jane Austen, Emma. Cher es hija de un prestigioso abogado de California que siente la necesidad de ayudar a todo aquel que considera desamparado. Se convierte en amiga de Tai y se propone transformarla en una de las chicas más atractivas de la escuela secundaria donde estudian. A pesar de que Cher es considerada como una "villana" por cumplir el típico estándar de la rubia popular que tiene la escuela en la palma de su mano, posee características que hoy la reconocerían como la heroína de la historia o el interés amoroso principal. Además, tiene a Paul Rudd ¿qué más tengo que decirles para justificar por qué esta película está en la lista?

Dieciséis Candelas (1984)



En vísperas de la boda de su hermana, la pobre Samantha se ve ignorada el día de su cumpleaños número 16. Enamorada del más popular de la escuela y perseguida por el nerd, nos adentramos a una incómoda pero tierna historia que nos entretendrá de principio a fin. El director de esta cinta, John Hughes, fue también director de El Club de los Cinco y la saga de Mi Pobre Angelito.

-

¿Cuál es su película ochentera o noventera favorita? ¿cuál agregarían ustedes a la lista? déjenme sus respuestas en los comentarios.

Si uno de sus propósitos de Año Nuevo es leer más, esto puede interesarles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc