Reseña de Avengers: Endgame | El desenlace de un ciclo (SIN SPOILERS)

jueves, 25 de abril de 2019

Después de 11 años el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU, como siempre le digo por acá) cerró su primer ciclo con Avengers: Endgame; una película que retoma los sucesos de Infinity War para tratar de resolver todo lo que no salió bien. La siguiente reseña no contendrá spoilers y me reduciré a comentarla en sus aspectos técnicos de producción y ejecución brindando la menor cantidad de detalles sobre la trama.

Después del encuentro final con el Titán Loco en Wakanda, los sobrevivientes tienen que encontrar la manera de revertir el chasquido y esta vez contarán con la ayuda de ciertos personajes que no pudieron unirse a la batalla final de la película anterior. Funcionó muy bien la distribución de personajes en ambas películas. Algo que se reconoció a los hermanos Russo, directores de Infinity War y Endgame, es su habilidad para poder dirigir la cantidad de personajes/actores que trabajan en estas películas; para nosotros los espectadores es sencillo sentarnos y disfrutar más de dos horas de la unión de nuestros personajes favoritos pero el trabajo y planeación que fueron requeridos para obtener esa fracción de tiempo es inimagible. Hay que recordar que son once años de trayectoria y hay muchas películas en el juego con temáticas diferentes, cada personaje se había formado una esencia propia y característica. En lo personal, una de los detalles que me costó digerir en Infinity War fue el contraste abrupto que se presentaba de un escenario a otro, donde intentando mantener la sustancia de cada uno me resultaba en un choque de cualidades que hacía ruido en esta mente quisquillosa por los detalles audiovisuales como la mía. Sin embargo, Endgame resultó tener un estilo propio a pesar de también tener a diversos personajes en escena, incluso más diferentes entre sí que la primera mencionada; supo crear una mezcla homogénea entre cada uno y su escenario respectivo, siempre respetando su caracterización previa.

Marvel Studios
Las escenas de batalla son increíbles, hay un buen trabajo en edición porque nunca te pierdes quién está golpeando a quién, cosa que cuando es una batalla en un ambiente oscuro y con varios personajes la mayoría de veces resulta confusa y solo esperas que el bueno sea quien esté golpeando más. La batalla final me hizo lagrimear en muchos puntos y como digna amante del girl power, un momento en especial me hizo sonreír genuinamente mientras muchas lágrimas salían de mis ojos. Aunque me gusten las películas de aventura y con toques de acción, no me caracterizo por ser fan de las escenas de batalla, sino prefiero las escenas que hacen la historia ser la historia. Con Endgame debo decir que la batalla en cuestión fue mi momento preferido y no quería dejar pasar un solo detalle.

Como toda película del MCU, el humor es inevitable. El primer y segundo acto están cargados de chistes que contrarrestan la tragedia y estrés que se está viviendo en pantalla. Mientras que en el tercer acto, la comedia resulta ser un interludio para descansar de la tensión. Yo sé que para algunos aún resulta tedioso los chistes más o menos infantiles que tienen estas películas, pero después de más de una década, muchos fans ya no podemos concebir una cinta de la franquicia que no posea estos momentos que nos hacen carcajear en conjunto con los demás espectadores. Eso sí, algunos me parecen bastante repetitivos, como las bromas dirigidas hacia Rocket.

Marvel Studios
La historia en general es una buena manera para el desenlace de las tres primeras fases del MCU. Está estructurada para tener sentido y no dejar desapercibida o ignorada la habilidad que aporta cada miembro del equipo. El mejor toque para mí de todo el argumento fueron los callbacks a sus antecesoras; qué manera tan increíble de terminar un ciclo recordando todos los eventos y demás personajes que llevaron a nuestros héroes favoritos ser lo que son. El final es justo y merecido, no se me podría ocurrir otra manera para concluir este viaje de los personajes que por años hemos visto evolucionar en pantalla. Cada parte de la película está tan bien presentada que tres horas se sienten como 30 minutos. Puedo apostar que la mayoría habríamos querido (y soportado) una película de cinco horas.

El soundtrack no me gustó en lo absoluto. No quiero culpar a Alan Silvestri (The Avengers e Infinity War), porque sé que su trabajo es implacable y su composición del tema principal de los Avengers es una de mis pistas orquestales favoritas, pero el hecho de incluir el tema de cada personaje que aparece en pantalla, compuesto por otra persona, por momentos no llega a encajar tan bien. Esto porque cada compositor tiene una estilo propio que nos hace reconocer rápidamente su trabajo. Los temas más sobresalientes en Endgame resultaron ser los que ya habíamos escuchado con anterioridad en otros filmes.

Marvel Studios
Muero de ganas por ver qué nos espera en la fase cuatro del MCU, que empezará a partir de junio con la llegada de Spider-Man: Far From Home; si algo me da esperanzas es el MCU inclusivo y creativo que ha dirigido Kevin Feige. Me gusta la diversidad que ha implementado, un poco por presión, y sé que el rumbo de la franquicia va por buen camino y enfocado en las nuevas generaciones con las que nosotros compartiremos el manto de fan (a los tóxicos del Comicsgate no les gusta esto). Gracias a Avengers: Endgame te das cuenta de la maravillosa logística con la que esta línea de tiempo se implementó, incluyendo las nuevas adhesiones como Captain Marvel y Black Panther. Recuerdo que cuando se anunció la película protagonizada por Brie Larson y mucho tiempo después (con “mucho tiempo después” me refiero a que todavía sucede luego de que nuestra Capitana ingresó al club del billón de dólares), se cuestionaba el por qué un personaje desconocido tendría la oportunidad de tener su propia película y el privilegio de ser la primera con protagonista mujer de la franquicia, exceptuando Ant-Man and the Wasp que es un título compartido. Cuando ves Endgame comprendes la razón de por qué Feige decidió que Carol Danvers era la indicada, el hombre no hace ningún movimiento sin pensarlo antes. No puedo esperar a ver qué está preparando para el futuro de mi nueva Avenger favorita.

Marvel Studios
En conclusión y para no extenderme sin soltar más cosas de la cuenta, me parece la mejor película que ha estrenado el MCU hasta ahora. Logró un desenlace de manera espectacular y llega a ocasionar sentimientos que tal vez solo habíamos experimentado con otras sagas. El trabajo de los Russo no tiene categorización y cuando dijo que este sería el evento crossover más ambicioso de la historia, Disney no mentía. Me sentiré muy decepcionada si esta película no tiene ninguna mención de categorías populares en la temporada de premiaciones el siguiente año. Para mí, las nominaciones a Mejor Guión Adaptado y Dirección se las merece sin ninguna objeción. Esperemos que los miembros de las organizaciones encargadas de las votaciones no se pasen de esnobs, porque un trabajo de esta magnitud merece ser reconocido. En verdad veo cómo la trilogía de Nolan ya tiene difícil la competencia en el puesto de las favoritas del público.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc