Un nuevo héroe se suma a la franquicia del DCEU con resultados positivos, aquí mi reseña de Shazam! | Cine

jueves, 4 de abril de 2019
Warner Bros. Entertainment Inc.
Billy es un niño de 14 años que cambia constantemente de familias sustitutas debido a su cuestionable comportamiento y que un día recibe súper-poderes gracias a un antiguo mago. Billy con solo gritar la palabra “¡Shazam!” puede convertirse en un musculoso adulto y también en uno de los héroes más poderosos de la Tierra. A una corta edad y con un gran poder (ingresen GIF de “entendí esa referencia”), la mejor idea para para aprovechar sus nuevas habilidades es divertirse con ellas. Y sí, con divertirse me refiero a que las personas se tomen selfies con él o hacer una demostración de sus poderes en lugares públicos a cambio de dinero, escaparse de la escuela, cargar celulares y convertirse en estrella viral de Youtube, porque es 2019… Y no empecemos con el baile de Fortnite.

La breve sinopsis que les di puede parecer algo tonta y el concepto en sí lo es. Si consideran que ver a un treinta-añero hablar y comportarse como un niño les puede ocasionar un choque, esta película tal vez no sea para ustedes. De hecho, cuando fue anunciada como parte del DCEU (DC Extended Universe), muchos fans que han seguido la franquicia por prometer algo más oscuro y más adulto que lo que había ofrecido el MCU (Marvel Cinematic Universe), se molestaron diciendo que esto le daría el tono familiar característico de su principal competidor; sin olvidar las críticas, no tan duras como las que recibieron en su momento Gal Gadot y Brie Larson, que lanzaron a Zachary Levi por su cuerpo con el primer vistazo del personaje.

Warner Bros. Entertainment Inc.
Yo también creí que este personaje le brindaría un poco de humor y ligereza al universo cinematográfico, pero no lo vi como algo malo. No veía la necesidad de hacer el DCEU completamente serio y me parecía conveniente que tuviera una historia con la que los espectadores se pudieran tomar un respiro de toda la carga que habían recibido con anterioridad. Cabe recalcar que todo esto fue mucho antes de los arreglos de revertir el plan inicial, al de crear superhéroes que con el tiempo se reunieran y lucharan por una misión común (ajá, como los Avengers). Mi sorpresa fue ver que en esta historia se integran aires de terror o escalofriantes que se contrarrestan, por supuesto, con el 90 % de la película restante. Para muchos esto no será raro ya que el director, David F. Sandberg, es conocido por sus películas de terror como Annabelle 2 (2017) y Lights Out (2016). Una decisión muy austera con resultados positivos.

La película se me pasó más rápido que Aquaman y con eso basta para darme por satisfecha. Es al final, una típica historia de origen que nos muestra el lado humano (en su mayoría trágico) del protagonista y como este se entrelaza con su nueva versión; una versión que no sabe de lo que es capaz de hacer todavía, debe descubrirlo y también decidir qué hará con ello. No me mal entiendan, que una película de origen comparta similitudes con otra no debería ser considerado como algo malo, si tomamos en cuenta todas las películas de superhéroes que están en el mercado ahora, pedir una a la que no le encontremos un solo detalle igual a otra que hayamos visto, es pedir demasiado. El mismo Stan Lee confesó que los X-Men fueron un recurso para justificar por qué algunos humanos poseían poderes cuando las ideas de orígenes se le acabaron.

Warner Bros. Entertainment Inc.
El ritmo de la película es constante, el humor es frecuente –muy frecuente– y la acción escasa. El argumento principal se centra en la vida personal de Billy (Asher Angel), un niño que ha escapado de varios hogares temporales por buscar a su mamá bilógica, llega por fin a una casa donde están dispuestos a aceptarlo, incluso cuando él no parece sentirse a gusto con ellos. Al principio se muestra distante y desconfiado, sabe que pronto va a escapar. Pero después de recibir los poderes, en la única persona que puede confiar es su hermano adoptivo, Freddy (Jack Dylan Grazer), un niño de su edad que está obsesionado con los superhéroes. Billy ve la habilidad de convertirse en un hombre adulto (Zachary Levi) como una herramienta para independizarse y vivir sin el control de padres sustitutos. Sus planes de escapar a tener una familia se ven estancados cuando el villano (Mark Strong) toma escena y debe no solo salvar a la ciudad de la nueva amenaza, sino a los Vázquez que lo siguen esperando con los brazos abiertos.

La química entre Zachary y Grazer, los dos personajes que más tiempo pasan en pantalla juntos, es evidente y se siente como la de un tío con su sobrino favorito. Después de ver trágicas muertes en el cine, el enfoque familiar que le dieron a esta historio está bien. No deja de ser el drama necesario para desarrollar la parte que motiva al protagonista, pero se siente un poco diferente a lo que habíamos visto en escena. Asher y el resto de los Vázquez hicieron un excelente trabajo y la diversidad en los personajes permitirá un aprovechamiento en la representación más adelante. Como fan de The O.C. me llevé una grata sorpresa y me hizo soltar un pequeñísimo grito de emoción.

Warner Bros. Entertainment Inc.
Si algo me gustó de Shazam! Es que se justifica muy bien el humor “tonto”, porque cuando vienen en un diálogo entre niños (o entre un adulto que por dentro sabemos que es un niño) se llega a digerir mejor. Me encantó el proceso para encontrar un "alias", ya que si no lo saben, Shazam es conocido como el "Captain Marvel" de DC. Aunque el soundtrack me parece irrelevante, Queen con “Don’t Stop Me Now” llegó, si bien no a darle el pase por mi parte, a sumarle unos cuantos puntos. En lo personal, siento que DCEU aún debe mejorar bastante en el aspecto de CGI (Computer-Generated Imagery, o sea, imágenes generadas por computadora) y en la escena de la batalla final abusó de las tomas slow mo (cámara lenta). El DCEU sigue sin darnos un buen villano, o al menos uno memorable por el momento. Por cierto, si algo me ha gustado de las dos películas estrenadas hasta ahora este año de superhéroes, Shazam! y Captain Marvel, es que no se les han dado interés romántico a los protagonistas. 

A un nivel general me pareció una película divertida, cursi por momentos y una gran mejoría para los malos comienzos que se dio el DCEU con Justice League, Batman v Superman y Suicide Squad. Muero por ver una secuela y espero que se apuren antes de que los niños dejen de ser niños, porque quiero seguir viendo esas caritas tal cual. Por cierto, los cameos me recordaron mucho a la manera que las series de Marvel de Netflix nos planteaban que pertenecían en una escala menor al MCU. Si son fans de las películas de superhéroes, Shazam! No se la pueden perder.


2 comentarios:

  1. Ahora entiendo por qué aparece Anabelle en una de las escenas... Me encantó la película en general, no sentí el tiempo tampoco y me duele decir esto pero me gustó más que Capitana Marvel (ojo, no estoy diciendo que capitana marvel no me haya gustado). Quiero volver a ver Shazam en su idioma original, como ya sabes eso se dificulta por estos rumbos, soy de las que no disfruta tanto una película doblada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emocionalmente hablando, a mí me resonó más Captain Marvel. Aparte de que como fan de superhéroes desde que tengo uso de razón, CM y Wonder Woman siempre tendrán un lugar primordial en mí por ser las "primeras"; y el mensaje de CM también me impactó más (amistad y la lucha de las minorías dentro de un espacio social). Técnicamente hablando, la mayor falla de CM fue el guión en general (la historia), cosa que Shazam! sí trabajó bien, y para mí una buena historia lleva por mucho una gran ventaja que una enorme producción. Yo también la vi doblada, me encantaría verla subtitulada porque el diálogo se aprecia mil veces mejor y el doblaje no le da el mismo crédito.

      Eliminar

@kathiavc