Game of Thrones: 08x05 "The Iron Throne" | Recap

lunes, 20 de mayo de 2019

Recogiendo los acontecimientos (AKA el genocidio) del episodio anterior, Tyrion, Jon y Davos camina entre los restos de King’s Landing. Tyrion se separa de ellos, todos sabemos a quiénes irá a buscar. Jon y Davos fracasan en el intento de evitar que los Unsullied ejecuten a los soldados Lannister sobrevivientes. Grey Worm, que sigue las órdenes de su reina, no está satisfecho con el comportamiento de Jon. En el primer momento sublime del episodio, Tyrion encuentra a sus dos hermanos que murieron abrazados, entre los escombros de lo que algún día fue la Red Keep. Peter Dinklage se aseguró la nominación al Emmy con esos minutos donde nos transmitió el dolor que sentía al haber perdido a su familia completa. No podemos negar que Tyrion siempre quiso que las cosas funcionaran entre ellos. Para intensificar los sentimientos provocados en esta escena, suena una versión fúnebre del tema de los Lannister.

HBO
Los dothraki y los unsullied se reúnen frente a la entrada de la Red Keep para esperar a su reina, quien llega montada en Drogón y nos regala una de las escenas más épicas de la serie y con la que siempre la recordaremos. Daenerys Targaryen, ahora reina de los Siete Reinos, da un discurso en dothraki y valyrio agradeciéndole a sus seguidores y diciéndoles prácticamente que la guerra no termina hasta que todo Westeros la acepte como reina legítima; no es que puedan hacer mucho cuando amenaza con quemarlos. Tyrion se quita el pin de Mano de la Reina y es condenado por traición. Recordemos que Daenerys fue la primera en creer en Tyrion al nombrarlo como su Mano. Un momento que sin duda nos sacó un par de lagrimitas a unos cuantos. Ninja Arya llega al lado de Jon y le dice que ella sabe reconocer a una asesina cuando la ve.

Jon visita a Tyrion en su celda. Unos instantes espectaculares que nos regresaron al Tyrion que decía palabras inteligentes y no solo chistes sobre bolas. La interacción entre Peter y Kit Harrington es magnífica y ambos dieron una actuación espectacular. Estos son los diálogos que necesitaba la temporada para agregarle profundidad a todos los personajes. Este tipo de interacciones habría ayudado en gran medida a que las acciones no se sintieran apresuradas, ya que no teníamos la oportunidad de entrar a la mente del personaje. Tyrion le dice una de las mejores frases (este episodio estuvo repleto de “mejores frases”), “muchas veces, el deber es la muerte del amor”; un call back a las palabras del maestre Aemon, que se repitieron en este episodio, cuando le explicaba por qué a los hermanos de la Guardia de la Noche no se les permitía casarse. Tyrion le recuerda que aunque él también es un Targaryen, las palabras de su casa no deben representar el tipo de persona que es (aludiendo al “Fuego y Sangre” que acababa de cometer Daenerys) y le implora matarla. 

HBO
Jon va a buscar a Daenerys, que se encuentra sola contemplando el Trono. Jon intenta convencerla de que lo que hizo no está bien pero ella no da su brazo a torcer; le dice que es la única manera de hacer un “buen mundo”, un mundo donde el resto de personas no tiene oportunidad de elegir. Jon no tiene otra alternativa en este punto. Ella le pide que “rompan la rueda juntos” (un final que habría estado ideal si la locura no se hubiera apoderado de ella), él se acerca y le dice que siempre será su reina. Mientras se besan, Jon la apuñala. Dany es el segundo amor de Jon que muere en sus brazos. Drogon se acerca a la Sala de Trono y en un momento donde todos temíamos por Jon calcinado, el dragón quema el Trono (fundido por el fuego de Balerion, el dragón que montó Aegon el Conquistador y cuyo cráneo es el que se encuentra en las mazmorras de la Red Keep). Drogon toma a su madre y vuela lejos. Un final poético que muchos encontraron patético. Para mi suerte, me encantó. Emilia Clarke merece el Emmy gracias a esta temporada, hizo un trabajo estupendo. Tengo que confesar (aunque muchos se me vayan encima) que “mad Dany” me gustó mil veces más que la Dany rompedora de cadenas, sentí su personaje más auténtico e incluso llegué a odiarla más que a la misma Cersei (en el buen sentido, esos personajes que odio amar). Y para mí, eso es trabajo de un buen guion y una excelente actuación. Sin embargo, que les diré, el resto de Twitter opina lo opuesto.

HBO
En fin, sigamos. En la Dragon pit es momento del juicio de Tyrion. Jon está ausente, su crimen en efecto fue mayor. Grey Worm desea ejecutar a ambos pero se le recuerda que así no es como Westeros trabaja, de primero debe de haber un rey que decida el destino de ambos. A Grey Worm no le quedaba de otra, supongo que se la pensó dos veces y no aceptar implicaba que el ejército entero de Westeros se uniera para luchar contra dos grupos (casi extinguidos) de extranjeros. Se me hizo ver a Edmure Tully, quien nos brindó el comic relief de la escena, el joven Robyn Arryn (ahora un señorito guapetón) y a Lord Gendry of House Baratheon. Sam intenta inventar la democracia pero todos se burlan de él. Después de un monólogo que resultó ser una apología y homenaje a las historias y a los contadores de las mismas por parte de Tyrion, concluye que lo que une a una sociedad son la historias y qué mejor opción para el Trono que Bran “el Roto”. Como alguien que sueña con ser contadora de historias que impacten, ese monólogo se sintió como el mejor regalo que pudo darme la serie y por siempre lo atesoraré: 
"No hay nada más poderoso que una buena historia, porque nadie puede detenerla. No hay enemigo pueda derrotarla"
Después de una votación casi unánime, porque Sansa pide la independencia del Norte que se le es concedida. Bran el Roto es nombrado Rey de los (ahora) Seis Reinos y Tyrion Lannister su Mano. Arya sonríe con orgullo a sus dos hermanos. Jon es sentenciado a tomar el negro por matar a su reina; los unsullied y dothraki regresan a Essos como personas libres. Los Stark se despiden: Sansa le pide perdón a Jon por revelar su secreto y él le responde “el Norte es libre gracias a ti… La hija de Ned Stark hablará por ellos, ella es lo mejor que pueden pedir” (y sí, empecé a llorar mientras redactaba estas palabras). Ambos se abrazan y Arya les dice que no regresará a Norte, se va al Oeste del Oeste, donde nadie sabe qué hay. Jon se arrodilla ante el nuevo Rey y se despiden. Brienne de Tarth se sienta frente al Libro Blanco, el libro que guarda la historia de cada miembro que ha pertenecido a la Guardia Real. Otro de los tantos recall: en la cuarta temporada Joffrey se burla de su tío/papá diciéndole que su página solo dice que ha matado a un rey y que su historia se opaca con los logros mayores y extensos que tienen los demás. Jaime nombró a Brianne caballero y ella terminó su historia en el Libro de los Hermanos, contando las mejores y más heroicas partes de ella. El nuevo concejo se reúne y en manos de Tyrion colocan un enorme libro que se llama ¡CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO! Tal y como se esperaba. La única diferencia es que no fue George R. R. Martin haciendo un cameo como un Samwell Tarly anciano.

HBO
En el epílogo: Sansa es coronada como la “Reina del Norte”, dándole el mismo trato que tuvieron sus hermanos antes que ella. Arya zarpando en un barco con la bandera Stark y Jon encontrándose con Tormund y con Ghost. El abrazo con el lobito se lo tenían guardado para este episodio. El epílogo desde que empezó me sacó las lágrimas pero cuando Sansa es coronada, estallé en un llanto incontrolable. Esperé tanto por este momento, su historia me ha acompañado en un viaje de autodescubrimiento que he tenido en los últimos dos años después de situaciones personales que casi me destruyen, y por eso le doy las infinitas gracias. Jon regresa al único lugar donde pudo ser él, el único lugar donde ser bastardo no importaba y donde su nuevo linaje tampoco importará. Estoy casi segura que seguirá utilizando el “Snow” con mucho orgullo y espero que por primera vez pueda encontrar el amor sin estar en medio de una guerra. Game of Thrones empezó en el Norte con los Stark y con ellos debía terminar.

HBO
Conclusión: amé el episodio, no voy a negarlo ni voy a justificar mis gustos. Tal vez no era lo que esperaba (hola, Gendry en el Trono o viajando con Arya) pero resultó ser lo suficientemente bueno para satisfacer mis expectativas. La dirección de David Benioff y D.B. Weiss fue grandiosa y no puedo dejar sin mención a Jonathan Freeman (director de fotografía), Ramin Djawadi (compositor), al equipo de vestuario, maquillaje, efectos especiales y todos los demás que trabajaron en el hermoso montaje. Lo encontré lógico y no me decepcionó. De verdad desearía que todos pudieran opinar lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc