¿Es Joker (2019) la mejor película basada en cómics? | Opinión SIN SPOILERS

viernes, 4 de octubre de 2019
Warner Bros. Entertainment Inc.

El bullicio nocturno de la ciudad inunda mi habitación, las ambulancias y patrullas pasan tan frecuentes que podría hacer un conteo mental y formular la media de tiempo en la que pasa una con otra. Me preparé una taza de té porque a pesar de que mis deseos por destapar esa botella de vino que compré al inicio de la semana me seducían, los ignoré al convencerme de que no era lo correcto. Debería de estar durmiendo, pero una rata decidió hacer de mi cocina su parque de diversiones y los ruidos me mantuvieron despierta hasta que decidí tomar cartas en el asunto. Espero no haya dejado crías en algún rincón. Anoto en mi mente recordarme por la mañana revisar a fondo cada espacio de mi casa. Por su puesto, la exterminación de la rata me dejó sin sueño y decidí aprovechar el tiempo en lugar de intentar refrescar todas las redes sociales cuando sé que todos mis contactos duermen. Sucede una pelea en la calle, para mitigar el griterío y los insultos enciendo la televisión. Está la repetición del noticiero de la medianoche, al parecer las protestas de los Máscaras de Payasos continuarán por el resto de la semana. El tener que tomar taxi para omitir el metro por seguridad me está costando muy caro y eso me hace recordar las palabras de mi papá cuando era niña; “Kathia,” él decía, “debes escoger un trabajo que te permita ganar bien”. Yo quería ser escritora… Debí hacerle caso. 

Tengo que escribir sobre la última película que vi. Cualquiera diría que al menos recibiría mi entrada a la función gratis. No es así. Aún me pregunto por qué sigo intentando esto. En fin, abro el documento en blanco y le doy un trago a mi taza de té que ya no está lo suficientemente caliente como para quemarme la lengua. Suspiro profundo y empiezo a teclear: 

Arthur Fleck, es un inestable mental que trabaja como payaso para una compañía de entretenimiento y vive en un edificio descuidado en la profundidad de Ciudad Gótica. Su sueño siempre ha sido ser comediante, lo que resulta complicado para alguien que no se ha considerado por tener “gracia” y los pensamientos sobre la muerte llegan con constancia a su mente... Como el cómic de The Killing Joke ya nos lo había alertado, “solo basta un día malo para convertir al hombre más sano en un lunático”, a Arthur solo le bastaron unos cuantos desplantes por parte de la sociedad para encontrar disfrute en lastimar a las personas.

¿Qué es el Joker sin Batman? mejor dicho ¿cómo es Gotham sin Batman? la película de Todd Phillips nos lo plantea de una excelente manera, pero cómo responde él la pregunta de ¿funciona bien el Joker sin Batman? y la respuesta es más complicada de lo que parece.

La historia en definitiva se maneja bien como película individual y ajena a cualquier universo cinematográfico. Por eso mismo, es fácil darse cuenta por qué utilizó a los personajes más como estrategia de Marketing, que como un homenaje a los mismos. Es obvio que no pienso que personajes como el “Guasón” ameritan un “homenaje”, pero sí es evidente cuando una película tiene personas detrás que son fans de los cómics y no son cineastas que quieren aprovecharse del boom de los superhéroes para intentar lucrar con eso. Todd Phillips demostró ser más lo segundo.

¿Eso quiere decir de que pienso que Joker es mala? no, y estoy lejos de considerarlo. Lo que siento es que el protagonista pudo haberse llamado “Cepillín” y la historia hubiera funcionado igual. Por supuesto, no para taquilla. Tanto Warner Bros. como Todd, lo sabían muy bien.

La actuación de Jaoquin Phoenix es genial, la cinematografía a cargo de Lawrence Sher regala múltiples fondos de pantalla para todo aquel que esté interesado. El soundtrack de la compositora islandesa Hildur Guðnadóttir aportó la tensión necesaria a la trama. Todd Phillips debe tener un publicista que lo odia, pero tengo que darle el mérito de haber creado una Gotham que urge la necesidad de un vigilante que ponga la ciudad en orden y espero Matt Reeves esté considerando eso para sus películas sobre el Caballero de la Noche. El tercer acto es la mejor parte de la película. Todo más allá de eso, no considero que merezca una mención especial por mi parte.

El planteamiento de la trama está muy bien, aunque muy politizado para tratarse de un personaje como el Joker. No considero que sea una experiencia traumatizante, ni la mejor película del año. Phoenix hace un excelente Joker y no me extrañaría que sí se lleve el Oscar (si yo considero que es él quien se lo merece, aún no me convenzo). Tampoco lo haría competir con el Joker de Heath Ledger, porque son dos Jokers totalmente diferentes y cada uno dio su evidente talento para interpretar a tan infame personaje en dos diferentes ocasiones.

Conclusión: lo más perturbador del Joker es la intensidad de su fandom. No digo que no se tenga merecido su posición como futura película de culto del segundo milenio, sin embargo, tampoco creo que sea una revolución para el género, algo nunca antes visto (ni de la historia, ni de la actuación). Mucho menos creo que sea la vértice del cine contemporáneo o algo revolucionario; ya que no es un secreto que esta película replicó muchos aspectos de Taxi Driver (1976) y The King of Comedy (1982), ambas de Martin Scorsese, y no solo por tener a Robert De Niro. Es una buena película, no la mejor. Es una buena actuación, no algo que nunca haya visto o volveré a ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

@kathiavc