Vi 365 Days (365 Dni) en Netflix para que ustedes no tuvieran que hacerlo

martes, 30 de junio de 2020
Netflix
Advertencia: la entrada incluye los temas de violencia sexual y secuestro.

Cuando tus redes sociales se inundan de la película que tiene el puesto número uno de las más vistas en Netflix de tu país, te da cierta inquietud… Digo, no era Betty La Fea y Netflix tiene varios aciertos con respecto a las películas que decide distribuir. Obvio los mensajes iban desde “el Christian Grey italiano” hasta “si él me secuestra yo también me enamoro” y a pesar de que mi espíritu feminista se estremecía un poco al leerlo, recordaba que ya no era la misma snob cinéfila que solía ser cuando la trilogía de Cincuenta Sombras de Grey era tendencia; llega el día en que respetas que hay cine para todos y está bien que disfruten algo que no comprendes. En cierta ocasión el trailer empezó a correr mientras buscaba qué ver, no le prestaba demasiada atención pero con las palabras “are you lost baby girl?” (“¿te perdiste, muñeca?”) fue cuando finalmente volteé a ver la pantalla y me dispuse a leer la sinopsis de la peculiar película. Casual, un jefe de la mafia italiana secuestra a una mujer con problemas personales para que se enamore de él en 365 días… Síndrome de Estocolmo, much?

El sábado pasado, con ganas de ver una película que no me hiciera pensar o analizar mucho, pensé que tal vez era buena ocasión para verla ¿qué era lo peor que podía pasar? Total, cuando vi la primera de Fifty Shades of Grey me causó mucha gracia del poco sentido que hacía, además es clasificación +16, así que no podía estar más explícita… Oh Dios mío, me odio de lo equivocada que estaba. Para empezar, acabo de investigar que Netflix toma las clasificaciones +16 y +18 para público adulto, sin embargo, los padres o tutores que controlan de actividad parental de sus hijos en la plataforma pueden estar ignorándolo a la hora de seleccionar hasta qué clasificación mostrarles. Es decir, que adolescentes cuyos padres tengan control parental hasta +16 o no tengan bloqueado ningún contenido, tienen acceso a esta película. No solo eso, el mismo algoritmo les estará sugiriendo la película y recomendando similares después de verla, especialmente si se encuentra en tendencia en el país donde están ¿puedo recordarles que para poder ingresar a ver las películas de 50 Sombras en el cine tenían que presentar DPI si no aparentaban tener más de 18 años? En su lugar, 365 Days está con acceso inmediato desde su celular o computadora. Claro, no me voy a poner moralista cuando ni siquiera tengo hijos. Solo no puedo evitar que esto sea parte de mi enojo después de ver que #365Days es un hashtag popular de la plataforma de Tik Tok, una plataforma con usuarios en su mayoría adolescentes.

Netflix
No puedo creer que vería una película que haría ver al infame Christian Grey como un hombre decente. O peor aún, que haría de Edward Cullen parecer lo que creía de él a mis trece años, el hombre perfecto. Si no lo sabían, Fifty Shades of Grey nace como un fanfic de Twilight y la autora de la trilogía de 365 Dni —porque claro, hay dos libros más— dice haberse inspirado en la primera trilogía. O sea, estos dos terribles hombres y sus insípidas contrapartes están inspiradas en un libro enfocado para adolescentes. Yeih! A la sexualización de obras creadas para públicos de niñas y adolescentes. Y es que no quiero que mi argumento se vea como una justificación al personaje de Edward Cullen porque ya todas estamos de acuerdo en que era un acosador, sin embargo, tenía la decencia de reconocer que era un peligro para Bella e incluso se alejó de ella cuando su familia la había puesto en riesgo. Y en el caso de Christian Grey, el personaje al menos tenía trasfondo. Claro, no era pretexto para lo que hacía, pero al menos te hizo pensar “pobrecito, fue abusado. Lo que necesita es una buena terapia”. Mientras que este tipo, Massimo, lo único que hace para crear empatía con la audiencia es matar a traficante de niñas ¡qué considerado! Comercia droga y quién sabe cuántos productos ilegales más, mata a personas, secuestra a una mujer con la que ha estado obsesionado durante cinco años nada más porque la estaba acosando en la playa minutos antes de ser disparado… Pero oigan, ¡no trafica menores de edad y le compra cosas caras a su víctima! ¿cómo quieren que tenga la mínima empatía por un tipo que su manera de conquistar a una mujer es secuestrándola y que además su momento más “humano” fue casi morir por estar involucrado en negocios ilícitos después de tener una escena estilo Rey León?

De todas las cosas que me molestaron, lo peor fue el personaje femenino. Ya entendimos que Bella Swan carece de personalidad y Anastasia Steel nada más es una versión más adulta, pero la estrategia de 365 Days para apegarse más al contexto sociocultural actual, en el que la audiencia demanda personajes femeninos más independientes, decidieron hacer con Laura (la protagonista) una mujer ejecutiva insatisfecha sexualmente que su manera de representar el girl empowerment fue ceder al juego de su secuestrador en cuestión de días y tentarlo. Bonita manera de disfrazar el Síndrome de Estocolmo con un falso empoderamiento femenino. Resignarse a jugar el juego que tu secuestrador te obligó a jugar, NO significa tener el control de la situación. Una de las partes más detestables de toda la película, es una donde por alguna razón desconocida Laura entra a la habitación de Massimo, quien no la deja salir y en contra de su voluntad la amarra a la cama con artilugios de tortura, perdón de BDSM; en un momento en el que creía que iba a violarla y tuve que pausar la película y hacer un rant al respecto en mis historias de Instagram, resulta que el tipo le dice “esto es lo que te estás perdiendo” mientras una mujer random entra a la habitación a practicarle sexo oral en frente de Laura… ¿ah? ¿cómo así? ¿Laura se está perdiendo del “placer” de darle placer a él? weird flex, but ok… Fue cuando pensé que no podía seguirla viendo y me fui a buscar resúmenes de la película nada más para confirmar que de allí se iba todo al carajo. Abrigaba la esperanza de un plot twist donde Laura escapaba, armaba venganza con Massimo y todos sus compañeros de mafia muy al estilo de Revenge de Coralie Fargeat (disponible en Netflix al momento de escribir esta entrada), llegaba a América y se cambiaba de identidad para poder empezar una vida nueva. Pero para mi mala suerte en cuestión de un corto tiempo Laura le confiesa que no necesitará de los 365 Días porque ya está enamorada de él ¡y yo que creía que A Dos Metros de Ti te recordaba el título de la película a cada cinco minutos!

Netflix
A nivel de producción, les saldría más efectivo buscar videos en Youtube de remixes de DJs con tomas HD de Italia. Y de guión ni hablemos: los personajes carecen de profundidad, en ningún momento llegas a simpatizar con alguno y no me refiero al estilo de “los personajes son tan humanos que por eso no caen bien”; sino, los personajes son tan idiotas y carecen de motivaciones coherentes, al punto de que golpearme el estómago sería más satisfactorio que estar viendo esto. No consumo pornografía y ustedes tampoco deberían de hacerlo (basta con leer el testimonio de Mia Khalifa para entender que es una industria que abusa incansablemente de las mujeres), pero puedo apostar que hay cientos de películas porno con mejor storytelling que esta vergüenza para el cine polaco. No hace falta saber ninguno de los tres idiomas que se hablan en esta película para detectar las pésimas actuaciones. Hasta la peluca del look de Laura al final es de pésima calidad en 365 Days. Entiendo perfecto que Netflix debe distribuir cine para todo los gustos y que ellos obtienen data muy específica sobre cómo los usuarios consumen su contenido y con base a eso deciden que producir y distribuir, además, no me gusta criticar sus hábitos de consumo en el cine porque los respeto y porque sé que muchas de mis elecciones no serán de su agrado, pero ¿por qué? ¿qué cosa positiva pudieron sacarle a esta pésima romantización de violencia y abuso sexual, aparte de que el actor les parece guapo?

En un país donde los índices de violencia contra la mujer se incrementaron debido a la pandemia, romantizarla en una película es lo más desconsiderado que podemos hacer. Del 14 de marzo al 6 de abril, el Ministerio Público de Guatemala había reportado 746 casos relacionados con violencia en contra de la mujer y feminicidio (un promedio diario de 43.82). Romantizar el hecho de que Laura estaba como prisionera en un castillo literal, me parece una desconsideración para los cientos de víctimas guatemaltecas que están encerradas con sus agresores por el toque de queda y el cierre de albergues debido a que pueden ser un foco de infección del COVID-19. Odio ser quien diga esta frase tan trillada, pero si Massimo no fuera guapo y rico, la película habría sido considerada del género terror. Está bien si les gustó 365 Days, no voy a ser yo quien les diga qué pueden ver y que no (hay películas eróticas que se han convertido en obras de arte), pero por favor tengan una conversación sensata sobre el tema central de la historia, especialmente si saben que adolescentes la están consumiendo y no entienden la magnitud del problema. Esa es mi recomendación y final de mi ventilación por hoy.

Rotten Tomatoes al 30 de junio de 2020


No hay comentarios:

Publicar un comentario